Hacelo por vos, tus hijos y tus nietos

Un aspecto importante a tener en cuenta es que estos cambios no sólo los hacemos por nosotros: aquello que logremos mejorar será un gran capital de bienestar que compartiremos en comunidad y dejaremos como herencia a nuestros hijos y nietos.

Muchas veces una actitud egoísta, como la de querer ver todos los resultados antes de morir, nos hace postergar y dejar a nuestros hijos cuestiones no resueltas, con altos intereses a pagar en sus propias vidas. No siempre plantamos un árbol para obtener frutos únicamente para nosotros.

Es nuestra decisión acerca de lo que queremos para nuestras vidas lo que nos permitirá alejarnos de los pesares que hoy viven nuestros padres y también muchos de nosotros.

No tengamos dudas de que el hecho de tomar conciencia y considerar estos aspectos fundamentales nos permitirá a nosotros —y les facilitará a nuestros hijos y nietos— recorrer el camino de una existencia equilibrada, alegre y en bienestar.

Ver: ¿Por dónde empiezo un cambio?

 

Extracto del libro Elegí Sentirte Bien – Autor: Dr. Luis María Delupi

Podés solicitar tu ejemplar desde AQUÍ: